Home    Relación entre los bienes y el valor.

Relación entre los bienes y el valor.
Desde el punto de vista de la Economía, un bien puede ser escaso y en general lo es, entonces su valor va estar definido por su capacidad de intercambio con otros bienes. Así, el valor de un bien dependerá de las preferencias de sus demandantes en forma comparativa con otros bienes, está estrechamente relacionada con la utilidad.
Al referirse a la idea de utilidad o de preferencias, otro concepto también relacionado es el de costo de oportunidad, debido a que optar por un bien implica no optar por una cantidad determinada de otros bienes.
La idea de valor está íntimamente ligada a la de utilidad, esto es, tiene valor todo aquello que es útil.

La utilidad es la capacidad que poseen ciertas cosas
de satisfacer una necesidad. Es más, para que una cosa sea considerada útil, es necesario que se cumplan tres condiciones: la existencia de una relación entre las características de la cosa y las necesidades o deseos por la cosa, el conocimiento de esa relación y la posibilidad de que esa cosa pueda ser utilizada.

Cuando se elige un bien, se está abandonando la elección por otros bienes, lo que debe interpretarse en términos de costo. Esta decisión de optar por uno y no por otro, genera una relación de intercambio, que a su vez acota la determinación relativa del valor de los bienes que estén considerados.
Consideraciones sobre valor y precio
La especialización del hombre en la manufactura de bienes, trajo consigo la necesidad de intercambiar o trocar el excedente de su producción por otros bienes no producidos por él, sino por otros integrantes de su comunidad. Ello generó la necesidad de hacer intercambio de los bienes, dado que todos los bienes producidos, pueden ser objeto de las preferencias o necesidades en mayor o menor medida de los integrantes de esa comunidad.
El inconveniente principal del trueque suele encontrarse en la dificultad que se le presenta a quien desea trocar sus productos, en encontrar al individuo que desea esos productos y que a su vez disponga, con similar voluntad de intercambio, de otros bienes que se correspondan con bienes de su necesidad o preferencia.
Otra dificultad también importante radica en la cuantificación de los bienes objeto de intercambio, por cuanto no siempre pueden ser considerados equivalentes y no siempre pueden ser objeto de división. Es así como el hombre buscó la forma de eliminar estos inconvenientes, lo que fue posible al adoptar un patrón o medida para comparar los bienes. El dinero vino a cumplir esa función.
Cuando la relación de intercambio o trueque entre los bienes se realiza sobre la base de moneda, el valor expresado en forma monetaria, da lugar a que se defina en la práctica, como el precio de una cosa. En esto radica básicamente la diferencia entre los términos valor y precio. Se admite normalmente que el precio es la cuantía en dinero por la que una determinada cantidad de bienes puede ser intercambiada o cedida.

La Real Academia Española de la Lengua dice: Tasar es señalar el valor o justo
precio de una cosa ya sea para el solo objeto de determinados efectos de un inventario o balance,
ya para una enajenación temporal (arrendamiento) o definitiva (venta) de dicha cosa, ya sea para
la expropiación de la misma o para servir de base en subasta, una contienda o reclamación o
sólo para fines tributarios.

PIDA SU INFORME PROFESIONAL

 

 

 

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.